objetivos de la contabilidad

Para qué sirve la contabilidad: Objetivos de la contabilidad

Nunca viene mal preguntarse para qué sirve la contabilidad para así tomarla en la verdadera consideración que se merece, especialmente si somos una empresa, pero también por supuesto si somos autónomos. Los objetivos de la contabilidad son variados, pero principalmente, su razón de ser es proveer de los datos económicos, financieros y sociales que la actividad de un negocio, compañía, entidad, organización, institución, arroja en su funcionamiento regular y continuado. El reflejo de esta información ha de ser ordenada y coherente, siempre en el contexto de su plan de negocio, de sus objetivos y metas. En definitiva, conocer el balance final de sus resultados, con qué activos públicos y privados se cuenta, para así tomar decisiones empresariales y estratégicas basada en información contable contrastada.

En el mundo de las finanzas, del retail, en el sector del pequeño comercio, incluso en el día a día de la mayoría de los hogares, los objetivos de la contabilidad se convierten en tarea obligatoria para sus actores y protagonistas.

Vamos a ver para qué sirve la contabilidad y sus múltiples beneficios.

Luca Pacioli y los primeros objetivos de la contabilidad

Si la contabilidad es fundamental en nuestro tiempo, todo se debe a una figura del siglo XV que tuvo la genial destreza funcional de idear el sistema de doble entrada. Nos referimos al gran Luca Pacioli, matemático y fraile franciscano, y todo un referente para nosotros en DBF Finance 🙌🙌🙌.

Amigo de Leonardo Da Vinci, Pacioli dejó por escrito (y muy bien explicado) el principio fundamental en el que se basa la contabilidad:

El Principio de la Contabilidad de Doble Asiento

En palabras de nuestro director y profesor del curso de contabilidad online en DBF Finance, Francisco Parga, “todo fenómeno económico registrado en la contabilidad tiene que tener DOS ENTRADAS:

  • Una por el DEBE
  • Otra por el HABER

Esto fue clave en el renacimiento para la prosperidad de las ciudades-estado, que florecieron gracias al comercio y es clave para entender la contabilidad.”

Le damos tanta relevancia a la figura del matemático italiano por su enorme contribución al sector que le dedicamos toda la primera clase del curso de contabilidad online para que los alumnos/as sepan de verdad para qué sirve la contabilidad.

Para qué sirve la contabilidad

Sin la contabilidad, las operaciones comerciales no podrían llevarse a cabo, provocando un absoluto colapso económico 😮. De hecho, tanta es su importancia que, por ley, es obligatorio para todas las sociedades limitadas, anónimas, laborales o corporativas, llevar un puntual seguimiento de todos los movimientos contables que se registren en la compañía. Los llamados libros contables que en cualquier momento pueden ser solicitados por el Registro Mercantil o por otras autoridades gubernamentales.

A la pregunta por tanto de para qué sirve la contabilidad, no solo debemos ceñirla a nivel empresarial, sino también personal y doméstico. En ambos casos, nos posibilitará principalmente llevar un orden de nuestras finanzas (personales y/o empresariales), además de:

  • Anotar y registrar cada movimiento financiero relativo a las operaciones mercantiles que la compañía realice (se añaden por orden cronológico para facilitar su comprensión).
  • Tener una radiografía numérica y contable de la situación real de la empresa.
  • Facilitar la toma decisiones internas sobre la gestión, administración y actividades comerciales desde una objetividad contable.

Finalidad real de la contabilidad

Los objetivos de la contabilidad van ligados a su finalidad real, que no es otra que registrar la información contable de una empresa o particular, y además monitorizarla para asegurarnos de que cada movimiento tiene su origen y sentido, y evitar de tal modo posibles anomalías en las cuentas, fraudes o hurtos.

Para qué sirve la contabilidad en el día a día se aprecia en negocios con mucho volumen de transacciones, como una tienda física local, un taller o un bar. Pero entre los objetivos de la contabilidad más esenciales se sitúa el balance contable que tengamos a final de un periodo de tiempo específico que nos hayamos marcado (finales de mes, trimestres, año completo…).

para que sirve la contabilidad

Pero la contabilidad puede ir más allá y no sólo ceñirse al momento contable y financiero actual. De hecho, uno de los objetivos de la contabilidad y de sus principales funcionalidades se centra en:

  • Análisis histórico contable
  • Previsión futura y estrategia

Gracias a la información precisa y taxativa del rendimiento financiero de una empresa o particular que obtenemos a través de los libros contables (el particular o autónomo no estará obligado a registrar su contabilidad, pero sí se le recomienda), y a su histórico correctamente documentado, es posible ejecutar un análisis objetivo de la situación y poder dibujar un escenario de futuro plausible que determine la estrategia a seguir.

Tomar decisiones corporativas y empresariales racionales basadas en la información contable es una de las respuestas a la pregunta de para qué sirve la contabilidad.

Objetivos de la contabilidad

Muy ligados a la finalidad real que tiene la ciencia contable. Los objetivos de la contabilidad ya los hemos ido desmenuzando a lo largo del artículo, pero veamos de nuevo para qué sirve la contabilidad a día de hoy:

  • Obtener en cualquier momento información ordenada y sistemática sobre el movimiento económico y financiero del negocio.
  • Establecer en términos monetarios, la información histórica, la cuantía de los bienes, deudas y el patrimonio que dispone la empresa.
  • Registrar en forma clara y precisa, todas las operaciones de ingresos y egresos.
  • Prever con anticipación las probabilidades futuras del negocio.
  • Suministrar información requerida para las operaciones de planeación, evaluación y control, salvaguardar los activos de la institución y comunicarse con las partes interesadas y ajenas a la empresa.
contabilidad online en DBF Finance

Tecnología al servicio de la contabilidad actual

Años atrás, los libros contables eran las biblias financieras de las empresas. Hoy, todos estos movimientos dinerarios y transaccionales se registran a través de softwares contables muy útiles y ágiles, que o bien instalamos en nuestro ordenador como cualquier otro programa informático, o bien (lo más extendido) te conectas al mismo vía Internet (en la nube) donde podrás gestionar todo a golpe de unos pocos clics.

La variedad de estos programas contables es amplia. Todos ellos facilitan el registro recurrente de los asientos contables que la compañía o autónomo van generando. Hablamos principalmente de:

  • Ventas
  • Compras
  • Compra y venta de activos
  • Préstamos e inversiones
  • Nóminas (más seguridad social)
  • Retirada de efectivo en bancos

En definitiva, cualquier movimiento dinerario o de activos que se produzca relacionado con la empresa.

Conclusiones

Para qué sirve la contabilidad creemos que ha quedado más que demostrado con lo explicado en el artículo. Sin ella, el caos administrativo y de gestión se apoderaría de las empresas y autónomos, certificando su defunción profesional más pronto que tarde.

Los objetivos de la contabilidad no son otros que mantener claras y exactas las cuentas de una empresa para facilitar su viabilidad empresarial y ayudar a tomar decisiones objetivas de negocio.

Es muy recomendable saber de contabilidad o delegar la responsabilidad contable en perfiles que se muevan bien entre números para la gestión de esta área. En DBF Finance formamos perfiles de todo tipo en el arte de la contabilidad financiera desde cero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.